martes, noviembre 13, 2007

Intermedio 3.4 / Un adios, dos actos...



Ella: ¿No en la intimidad de la alcoba me contestaste todos tus miedos?, ¿no en esas noches de lluvia consolé tu llanto?, ¿no fui yo quien…?


Yo: ¡Calla!, no me lastimes más con tus reproches…


Ella: ¡Vete!






De esa forma imagino que termina mi relación con ella, mi fiel compañera. Llevamos ya mucho tiempo acompañándonos, siendo amigos, queriéndonos; amándonos, siendo amantes. En ocasiones pienso que de tanto quererle he de terminar haciéndole un gran daño u odiándola, o viceversa tal vez. A pesar del tiempo juntos no logro conocerle y creo que ni ella a mi, nos hemos aceptado y tratado de sobrellevar. Ella tan egoísta y yo ególatra, ella sádica y yo masoquista, uno ciego y la otra cegadora, en ratos luz y en ratos oscuridad; todo en nuestras vidas son encuentros y desencuentros. A tiempo y tan a destiempo también. Le voy a extrañar una mañana, lo sé, y más que alegría me da temor, pues es ella con quien me desvelo, a quien le hablo de todos mis sinsabores y con la única que he tenido una relación duradera.






¿Qué voy a hacer sin ti, Soledad?...





--------------------------------------------------------



Aletargado, mis pensamientos fluyen libremente, la razón no los advierte; etéreos, eternos.

Abandonan mi cuerpo.

Parte de ellas los siguen en el camino a la nada.

Ojala no vuelvan y perezcan en el olvido.

Ellas…

¿Fueron mías ó eran tuyas?

Dímelo tú…

Sí, ellas, las obsesiones.

7 comentarios:

David dijo...

Cuídala. Ten cuidado. No la pierdas (si la quieres).

Él dijo...

No se si le quiero, pero ya me estoy acostumbrando a ella. Somos bueno amigos y definitivamente no quiero que sea mi compañera....


...soledad?, no.

Diego dijo...

Hay con la vieja soledad, la unica que me comprende, la unica que no me dice mas palabras, si no que con su presencia basta (que bueno que no habla jejeje), pero cuando, recien tomas, comprendes, que la soledad no es un oyo tortuorio, un cuarto oscuro, un silencio, si no que es la tranquilidad, paz, armonia de nuestra alma, que seria si no tuvieramos soledad?, fueramos unos personas llenas de problemas existencialistas, la soledad es donde uno encuentra nuestro camino.

Las obseciones son otra cosa, es el gra de egocentrismo al maximo que ocurre en nuestra mente, y la trasmitimos por medio de acciones, aveces desastrosas.. la obcesion, me pregunto ¿es buena o mala?, otro porblema mas, para definir que es bueno y que es malo... que cosas, uno cree que solo un simple momento nos aliviana, pero no nos hace grandes las cosas.

Saludos mi querido, El!!

Champy dijo...

Yo estoy conciente de mi temor a perderla...

Y por ello pongo mil barreras.... y me quejo de ella al mismo tiempo...

Y temo ´más el dia que me dejen las segundas.....a donde voy a parar???

Juanjo dijo...

Si la soledad se desea es fantástica, si no, es la perdición. Sal a la calle. Un saludo.

Muegano. dijo...

La soledad como madre de las obsesiones y fantasmas es una asesina en serie, sin embargo; como todo negro tiene una cara blanca, hay que voltearla y encontrar esa cara llena de paz...

tnf25 dijo...

a L aSoledad siempre vale mastenerla de amiga que de amante, aunque aveces duerma en nuestra cama hay que hacerle saber que solo esta de visita