lunes, diciembre 03, 2007

Homomaquia o el extraño estudio a la genealogía de los miedos. Parte IV.

Yo. La corrida en tres tercios: Confusiones, conclusiones y más teorías sobre los finales felices.

“… hummm..... ¿Y entonces dime, cómo te sientes ahora?- le preguntó la psicóloga. Él dudó en responder con sinceridad, ya le había cuestionado antes porqué le resultaba mas fácil hablar de él en tercera persona, a lo que respondió que relatar los hechos de esa manera le era menos doloroso y, ni siquiera dejó terminara cuando ella insistió en que negarse a hablar de él en primera persona le haría mas difícil la aceptación y reconocimiento de sus miedos, errores o conductas; así que lo pensó un poco y habló de él en primera persona.” Fragmento de un vida.

[Somos parte de la misma materia, partículas de la misma energía, en conclusión, somos iguales y por ende resultamos ser un reflejo en los demás de nosotros mismos]

La semana había sido de esas en que uno piensa que mejor habría sido no salir de casa. Los días estuvieron nublados y el gris del cielo se expandió hasta llegar, al parecer, al estado de animo de todas las personas, -incluyéndome. Con la tristeza clavada en mi pecho y resuelto a evitarla, me decidí por ir a visitar a unos amigos, entiéndase “amigos” literalmente, no pude prevenir lo que vendría. Definitivamente hay cosas que no son imposibles de controlar, “trata de callar al mundo” dice mi tía abuela.

Después de visitar a mis amigos regresé a casa molesto, me sentía agredido por sus comentarios, lastimaron mi ego y aun más, mis sentimientos. Fue entonces que vino la idea de que la vida y sus relaciones afectivas bien podrían ser comparadas con una corrida de toros. El coraje y toda mi sed de venganza me hicieron sentirme como un toro, que resignado a su final, lucha por dar una ultima embestida digna de tal lidia. Callé todo el tiempo que estuve con ellos y mucho tiempo antes también lo hice, solo había rabia y coraje en mi mirada. Deje que clavaran las banderillas en mi espalda para regalarme indefenso a ellos, era lo que creía. En realidad no me atreví a discutir. El miedo me ganó y enmudeció cualquier comentario que haya pretendido hacer. Me clavé la espada yo mismo.

No fueron ellos, fui yo mismo. La vida si es una corrida de toros y nosotros somos espectadores, picadores, banderilleros, toreros y el toro.


“La estación fue reconstruida y yo pude tomar el tren, ya no para huir sino para regresar, hice el viaje a mis adentros, aún sigo viajando”

{Ya no creo en los finales felices, un final es final y eso lo dice todo. Prefiero la continuidad en la búsqueda de la felicidad}

4 comentarios:

David dijo...

Si la vida es eso, es crueldad. Una vez leí en una pintada en la pared: "si los toros son arte y el boxeo deporte, entonces el canibalismo es gastronomía". Cuánta sabiduría para poder entendernos.

Muegano. dijo...

Si, nosotros somos la espada y el toro...Nosotros nos destruimos y nosotros nos volvemos a construir. No hay finales efectivamente, hay transmutaciones, hay neuvos caminos, nuevos escudos, o nuevas miradas.... ;)

Diego dijo...

pue, si como han dicho filosofos deterministas, "el unico culpable de tus desgracias eres, tu, por que tu y solo tu, eres el que toma sus desiciones" hay otro que dice, "el hombre es lobo para el hombre".

muchas cosas se dicen de la vida, de que es cruel lo es, pero no lo hace por que si, o por que quiere, si no lo hace, con un objetivo...el hombre escarmienta y aprende de ella, con circunstancias dificiles.

divino eres!!!

abrazos y besos!!

Champy dijo...

Que dificil y complejo es el hombre.....

Mamadas que es lindo, y que es noble y evolutivo y que aprende y de socializa.....

Es complejo y tiende a embrollar y destruir otros hombres.

Quiere ser tan guapo como el de la película y recurre hasta donde tenga que recurrir por conseguirlo........ella tiene que ser tan delgada como la estrellita de moda y es capaz de morir en el intento...... mi ciudad es el orgullo de mi pais y a como de luegar tengo que mantener el sistema de iluminación que la ha hecho el ombligo del mundo, a costa de pueblos enteros..... Nuestros carros son los más veloces del mundo, y necesitamos asegurar el combustible de los proximos 20 años, colonizando a quienes viven sobre él..... porque ellos 2, tan feos y tan mal vestidos se tienen el uno al otro???? y yo? tan guapo y carismático estoy solo?????

La vida anda mal.... yo estoy bien.

algún día me van a entender.